Diseño y asesoría de viajes

Berjaya Langkawi Resort in Malasia

Chalet sobre el agua

¿Alguna vez os habéis quedado en un Chalet sobre el agua? Esa fue una de las experiencias más impresionantes que pude vivir estas pasadas semanas en Malasia. Este año pasado decidí celebrar el Año Nuevo en la playa. El frío de Moscú me hizo pensar que tenía que volver con la energía a tope para afrontar el duro invierno moscovita. Entonces fue cuando pensé en Langkawi y cuando vi este hotel con sus increíbles Chalets sobre el mar no me lo pensé más y compré los billetes de avión en dirección Malasia.

Nunca había estado en Malasia y era un sitio que tenía pendiente desde hace tiempo. La verdad es que Langkawi no es una isla muy conocida de Asia como destino turístico, aunque empieza a serlo, de hecho, es de las más famosa en Malasia y se encuentra a sólo una hora de avión desde Kuala Lumpur.

El Berjaya Langkawi Resort impresiona desde el momento en el que entras en su Lobby. Todo de madera con techos altísimos y varios ventiladores en el techo puesto que el lobby es abierto en sus cuatro lados. Ocupa un terreno de más de 80 hectáreas y tiene más de 400 villas. De hecho hay muchos buggies que pasan constantemente por tu puerta y te llevan al Lobby y a la playa.

Nosotros nos alojamos en un Chalet Premier que son los que están mitad en tierra mitad en agua y tienen vistas, por tanto, al mar. Era simplemente espectacular. Super amplio, con el suelo de mármol, un balcón enorme con tumbonas y un baño gigante con ducha y bañera y un amplio ventanal que daba a la habitación de manera que podías ver la terraza y el mar desde ahí. Las vistas eran impresionantes pero sin lugar a dudas, lo mejor era por la noche cuando la marea subía y podías escuchar las olas desde la cama. Era un sueño hecho realidad.

Nosotros pasamos allí una semana entera, llegando la mañana del 31 de Diciembre. Nos encontramos con que estaban preparando todo para la cena de nochevieja en la playa y nada mas hacer el check in nos informaron de la mesa que tendríamos esa noche. Todo resultó espectacular y pudimos disfrutar de la mejor Fiesta de Reggae en la que he estado, así como de los mejores juegos artificiales a las 12 en punto en la playa.


Instalaciones y Servicios

El Berjaya Langkawi Resort tiene una piscina bastante grande con cascada y bar dentro de la misma y con un jacuzzi. Nosotros somos más de playa, por lo que pasamos todos los días en la maravillosa playa del resort. Me impresionó en el buen sentido puesto que tiene una arena blanca finísima, multitud de palmeras y un montón de tumbonas. Puedes practicar tenis y jugar al voley playa.

Puedes hacer varios deportes acuáticos allí, como alquilar motos de agua, el banana-boat, hacer cursos de Kajak o de Catamarán, de Windsurf o Parasailing, tomar un yate para ver el atardecer o apuntarte a uno de los paseos gratuitos por los manglares que hay en el mismo Resort y es que éste area de Langkawi está protegido, puesto que forma parte de un GeoPark.

Si vas con niños, el Berjaya Langkawi Resort les encantará puesto que está pensado para familias también. Cuenta con un playground al lado de la piscina así como con una piscina infantil.


Geo- parque Global de la UNESCO

El Berjaya Langkawi Resort se encuentra en el  Geoparque Global de la UNESCO, que básicamente significa que está en medio de una selva tropical, y como tal, está rodeado de vida salvaje. Esto significa que tendrás monos en tu balcón y alrededor el complejo, puedes ver lagartos deambulando, verás geckos y lagartijas en las paredes cuando llegue el atardecer y verás , si tienes suerte como nos pasó a nosotros, unas ardillas planeadoras (son ardillas que tienen membranas como los murciélagos y planean de un árbol a otro).

Esto es parte de la experiencia, así que si te gustan los animales y la vida salvaje, ésta será tu idea del paraíso. Además el ruido que proviene de la selva, tanto de día como de noche, es increíble: un zumbido constante y estridente de varios insectos, pájaros, monos y geckos llena el aire 24/7.

Esto puede llevar a noches de insomnio al principio, pero pronto te acostumbras, y realmente es un ruido fabuloso. De hecho, un dato curioso es que un día nos despertamos en la mañana y teníamos un mono dentro de la habitación! Nos habíamos dejado una bolsa de gusanillos al lado de la televisión y ahí estaba el mono engullendo toda la bolsa jaja.

El Geoparque Global de la UNESCO de Langkawi se encuentra en el extremo noroeste de la península de Malasia. Es único en el sentido de que se formó en 99 islas que juntas formaban el legendario archipiélago de Langkawi. El paisaje natural de Langkawi es una combinación entre colinas muy cubiertas de vegetación y algunas rocas bastante áridas.

La geodiversidad y la biodiversidad se conservan en el parque Machinchang Cambrian Geoforest, el parque Kilim Karst Geoforest y el parque Dayang Bunting Marble Geoforest. Estos parques geoforestales también protegen la biodiversidad en diversos hábitats, incluidos manglares, playas, arrecifes de coral, cuevas y muchos más puertos para diversas formas de vida.

El mismo hotel organiza varias excursiones para poder descubrir toda esta maravillosa naturaleza que rodea al hotel. Una de las más famosas es la que te lleva a visitar tres islas, Pulau Dayang Bunting, Pulau Singa Besar y Pulau Beras Basah.

La primera también conocida como «la Mujer Embarazada» que recibe su nombre de las tres montañas que componen la isla, una con forma de una mujer embarazada tumbada boca arriba. En otra de las islas disfrutarás de una gran experiencia como es la de alimentar a las águilas y veras a más de 40 encima de ti.

Restaurantes

El Berjaya Langkawi Resort sin duda fue una de las mejores elecciones que he hecho nunca. Tiene cuatro restaurantes, un lounge, dos bares y un sport bar.

Me gustó especialmente el bar de la playa. Era muy cómodo para picar algo a medio día si estabas con el bañador y en la misma arena. Los cócteles estaban riquísimos. Recomiendo el que llamaba «Green Island». Era perfecto para tomar una pizza o unos snacks y aguantar hasta la cena. Además podías llevarte las bebidas a las tumbonas.

También me gustó bastante el restaurante Beach Brasserie que estaba en la playa y contaba con una carta distinta para comer y para cenar. Para comer, el menú estaba formado por snacks y comida rápida, en cambio, la carta de la cena contaba con una comida muy elaborada, pasta, pizza, ensaladas, carne y pescado al grill y a la brasa y una gran selección de comida india. Fuimos allí como 3-4 veces y ahí también era donde desayunábamos, un  desayuno con una gran variedad y lo mejor era estar viendo la playa y el mar mientras desayunabas.

Otro de los restaurantes que nos gustó fue el Oriental Pearl, de comida asiática, básicamente china y japonesa. Estaba todo delicioso.

Sin embargo el que más nos gustó fue el Phan Thai, el restaurante tailandés del Resort y el único de la isla. Solamente su ubicación era ya espectacular. Se encontraba al final de todas las Villas de Agua, en un muelle bien adentro del mar.

También cuenta con la posibilidad de celebrar bodas y hacer cenas románticas para dos en la misma playa durante la puesta de sol.


En definitiva, fue una experiencia genial. Solamente el hecho de pasar el Fin de Año en la Playa era ya impresionante pero el  haberlo hecho en este Resort hizo que todo fuera aún más increíble.

¿Y vosotros? ¿Cómo celebrásteis el Fin de Año? ¿Conocéis Langkawi? ¿Alguna vez os habéis quedado en un Resort parecido? ¿Dónde? ¿Habéis disfrutado de la genial experiencia de dormir en una Villa de Agua? Si es así, ¿En cuál? 

Dejadme los comentarios abajo. 

Muchas Gracias por leerme.

¡COMPARTE!

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *