Diseño y asesoría de viajes

Qué ver en Niza en 48 horas

Mercado de Flores, Frutas y Verduras

Sin duda me encantó la parte del Old Town donde predominan las callejuelas estrechas y los edificios de colores amarillos y rojizos con iglesias barrocas. Esta zona por la noche es una de las zonas más animadas con varios de los mejores restaurantes de Niza y sitios donde poder tomar una copa.

Uno de los sitios más bonitos dentro del Old Town en el Cours Saleya, una plaza con un encanto especial y una de las zonas más animadas del Casco Antiguo donde tiene lugar el Mercado de Flores, Frutas y Verduras. Tiene lugar todos los días excepto los domingos por la tarde y los lunes. Los anfitriones de Cours Saleya son cuatro mercados diferentes. El mercado de flores más famoso, el Golden Flower Market, se celebra de martes a domingo. En realidad, es una combinación del mercado de flores y el mercado de frutas y verduras. Las frutas y verduras se levantan a la 1.30 de la tarde y los puestos de flores permanecen abiertos hasta las 5.30. Tal vez los vendedores de flores reciban este tratamiento especial debido a la importancia del mercado de flores en la historia de Niza. En 1897, Niza abrió el primer mercado de flores cortadas en el mundo. Los cultivadores en las colinas traían sus flores cortadas todas las mañanas. Después de que los mayoristas hicieran sus compras al por mayor, el mercado se abriría para que las personas compraran sus ramos de flores.

Los toldos de rayas cubren su centro y albergan los productos que se ofrecen en el mercado diario. Multitudes de lugareños y turistas vienen aquí para comprar sus productos o para hacer fotos instantáneas de los coloridos puestos y los coloridos productos que aquí se exponen. Los aromas de productos frescos y flores flotan en el aire y el ambiente que se respira es muy acogedor.

¡No se ha encontrado la galería!

Otros sitios imprescindibles y mucho más..

Una visita obligada es subir al antiguo Castillo. Aunque hoy no se conserva porque fue destruido en el siglo XVIII es uno de los mejore sitios para pasear y para observar la ciudad desde lo alto. La avenida Jean Medecin es la principal arteria comercial de la ciudad y hoy en día es una zona peatonal donde sólo pasan dos tranvías, uno de ida y otro de vuelta, ya que esta calle es bastante larga. Esta calle está siempre muy animada, llena de tiendas, cafés y restaurantes.

Uno de los paseos más bonitos que tiene la ciudad y que tiene una longitud de 7 kilómetros es el Paseo de los Ingleses o Promenade des Anglais que discurre paralelo al mar y aquí es donde se encuentran varios de los edificios más bonitos como el Hotel Negresco, uno de edificios más representativos de la ciudad y además Monumento Histórico Nacional

Destaca la pastelería Auer, inaugurada en 1820 y de estilo rococó y Art Nouveau, muy de moda aquella época con sus frutas confitadas que son una de las delicias de la casa, también sus chocolates, sus macarrones glacés.

¡No se ha encontrado la galería!

Luego podéis pasear por el Casco Antiguo donde encontraréis sitios tan bonitos como Les Gourmandises d´Angea,  donde podéis degustar un café junto con sus macaroons, de los más ricos que he comido en mucho tiempo. O comprar algo en la Fougasserie, una panadería artesanal o probar la famosa Socca de Chez Theresa y ver cómo se cuece en su horno. O simplemente podéis disfrutar de pasear por estas calles tan encantadoras y dejaros llevar.

¡No se ha encontrado la galería!

Museos

La presencia de familias de clase alta dotó a la ciudad con un rico patrimonio de residencias privadas. El Museo Matisse fue originalmente una mansión construida en el siglo XVII. Es uno de esos lugares que hay que visitar si se puede en la ciudad gala así junto con el Museo Chagall .

La ciudad tiene un rico patrimonio arquitectónico, llena de Palacios y Villas.  Un edificio a mencionar es el Museo de Bellas Artes. Tanto arquitectónicamente como por las colecciones europeas que acoge de los siglos XVII, XVIII y XIX.

Otro de los museos que vale la pena ver y que está al lado del Cours Saleya es el El Museo de Fotografía Charle Nègre donde vimos la exposición de «Una Historia de la Fotografía a través de la colección de Lola Garrido» en un majestuoso edificio que ha logrado preservar gran parte del encanto del período Belle Époque cuando fue construido.

La coleccionista y crítica de fotografía Lola Garrido ha dedicado toda su vida a la promoción del arte. Hoy ella detalla su pasión por su colección fotográfica. Lola Garrido ha ido construyendo progresivamente su colección siguiendo un criterio: gusto personal, sensibilidad, encuentro con artistas, educación. Lola Garrido no estima que todas sus elecciones sean juiciosas, pero su propósito es construir un testimonio. La colección de Lola Garrido abarca toda la historia de la fotografía desde finales del siglo XIX hasta la década de 1990 y todos los movimientos artísticos del siglo XX (los pioneros, los famosos fotógrafos europeos y estadounidenses, …). Esta colección parece ser heterogénea, pero todos estos fotógrafos comparten un punto en común. Rechazan la fotografía tradicional y avanzan hacia imágenes más sofisticadas y más provocativas.

Arquitectura Art Deco

La mayoría de los castillos del siglo XIX en Niza se construyeron por personas que pasaban el invierno en Niza, franceses o o extranjeros.

La ciudad también tiene muchos edificios de estilo Art Deco y construidos durante la Belle Epoque que hoy en día han sido convertidos en hoteles. fueron restaurados y modernizados durante la segunda mitad del siglo XX como el Hotel Regina, el Hotel Alhambra, el Hotel West-End, el Hotel Westminster o el Hotel Negresco, del que os he hablado antes.

¡No se ha encontrado la galería!

El Palacio del Mediterráneo en la Promenade des Anglais fue construido en 1927 su fachada está decorada con figuras femeninas y caballitos de mar esculpidos. Albergaba un casino y un teatro. Desde sus inicios fue residencia de personajes ilustres como Coco Chanel y Charles Chaplin, sin embargo acabó cerrando por dificultades financieras. Ha sido uno de esos edificios que se ha recuperado. Se reconstruyó a finales del siglo XIX siendo declarado monumento de interés histórico y manteniendo un fachada Art Deco y ahora aloja un hotel de lujo, un casino y una sala de espectáculos.

Tip: La terraza del tercer piso está abierta al publico y podéis disfrutar de una copa o un café con unas magníficas vistas del mar.

Cómo llegar a Niza

Cada febrero, las calles de Niza se llenan de la diversión y la emoción de su fastuoso Carnaval. El principal evento de invierno que tendrá lugar en la Riviera francesa y uno de los carnavales más grandes del mundo, el Carnaval de Niza del 2019 le va a ofrecer una experiencia inolvidable. Tendrá lugar del 13 al 28 de febrero con el tema «Rey del Cine», ¡por lo que es seguro que será un evento animado! Con más de 1000 músicos, bailarines y personajes para disfrutar de esto, es un evento que no debe perderse.

Niza se trata de un destino turístico popular, situada en la preciosa Costa Azul francesa constituye una base ideal para explorar la Riviera francesa, la cercana Mónaco, a tan sólo 20 km e incluso el oeste de Italia situado a sólo 30 km.

Avión 

Se trata del tercer aeropuerto más concurrido de Francia al que llegan vuelos directos desde casi todos los sitios de Europa, así como desde algunos de EEUU, Norte de Africa  o por ejemplo desde Moscú. Y tuve la suerte de poder volar en un vuelo directo de unas 4 horas desde la capital Rusa.

¿A qué esperáis? Podéis reservar hoy mismo vuestro vuelo aqui.

El aeropuerto se encuentra a sólo 8 km de la ciudad, que tiene un servicio de autobús cada 20 minutos que llega hasta la ciudad. Una vez que haya llegado al aeropuerto, continuar el viaje en autobús es muy simple. El Nice Airport Express Bus para frente a las dos terminales. Puede obtener un boleto ya sea desde el mostrador del autobús dentro de la terminal o desde el conductor una vez que esté a bordo. Los números de autobús 98 y 99 toman dos rutas separadas hacia el centro de la ciudad.  También cuenta con servicio de taxi. El taxi cuesta unos 35€ por trayecto y se tarda unos 15 minutos más o menos. Si tenéis pensado ir a Niza y hacer un recorrido por los alrededores, dígase Mónaco, Cannes, Antibes, Menton, Saint Tropez o llegar hasta San Remo en Italia no dudéis en que alquilar un coche es lo mejor y encontraréis las mejores tarifas con diferencia pinchando aqui.

 

Tren

Otra manera es llegar en tren a Niza, a través de la red de trenes SNCF. El TGV, de alta velocidad, va desde París a Niza en 6 horas. Es necesario reservar con anticipación para el tren TGV. El servicio de tren de Trenitalia conecta Niza con ciudades italianas como Milán, Génova, Roma y Venecia. Los ferrocarriles rusos realizan un servicio semanal desde Moscú a la ciudad de Niza durante todo el año. Con un tiempo de viaje de alrededor de 47 horas, el tren se detiene en Minsk, Varsovia, Viena y Verona, entre otros.

Dónde comer

Aquí tengo que decir que me llevé un sorpresa con Niza y que está entre las mejores cocinas que he probado y no exagero. La comida Nissarda está increíble. Hacía tiempo que no comía tan bien y no es que comiera bien en sólo un restaurante, es que todos fueron realmente excepcionales. Os hablo de los que yo personalmente probé y que por tanto os recomiendo.

Restaurant Acchiardo

La familia Acchiardo llegó a Niza desde el Piamonte en 1927, abrió un restaurante en el Casco Antiguo y sus bisnietos todavía están allí, sirviendo los alimentos básicos locales para los habitantes y visitantes que deseen probar la comida típica Nissarda. La atmósfera es alegre y bulliciosa. Estas personas realmente están en la cima de platos como el «Daube de ternera en vino», el «estofado de bacalao» y los «petits farcis».

De aperitivo nos pusieron un vino dulce de la zona que estaba muy rico. En cuanto a la cena, probamos varios platos típicos de la Cocina Nisarda como la ensalada Nicoise y otra ensalada que llevaba como garbanzos triturados, berejenas y pimientos,  Raviolis daube que son raviolis típicos de la cocina nissarda con carne y una salsa que lleva base de vino tinto,  «Merde de Can» que literalmente se traduce como «mierda de perro» sí, como lo leéis, se llama así por la pinta que tiene, una especie de gnocchis con acelgas y aceite de Oliva que he de decir que estaban muy ricos. Los postres también estaban deliciosos, probamos la Tarta Tatin y la Creme Brulee. Un punto y final perfecto para una cena perfecta. Sin duda, un sitio y una atención de 10 también!

Dirección:  38, rue Droite Tel. +33 (0) 4 93 85 51 16: Pagina Web

Restaurant La Storia

Fue otro sitio de los que probé, situado también como el anterior restaurante, en la parte antigua de Niza, éste se encuentra en la plaza donde se celebra el Mercado de las Flores y de los Productos locales del que os hablo más adelante. Una de las cosas que más me ha llamado la atención de la cocina Nissarda es la cantidad de comida que ponen. Nos pusieron de aperitivo una copa de licor de Cassis. Aquí  fue donde probé por primera vez otro plato típico de la cocina Nissarda: La Socca hecha de harina de garbanzo. Parece como un pancake o una crepe pero es de base salada y se suele tomar acompañada de pimienta. Se cocina en placas grandes y redondas de cobre. Una vez cocido, el pastel es dorado e incluso se quema levemente en algunos lugares. Ha sido todo un descubrimiento. Está buenísimo!! Aquí en este restaurante la comimos como si de una base de pizza se tratase, a la que le habían puesto rúcula y queso parmesano. Eso sí, lo importante de la Socca es que hay que consumirla rápido, en cuanto sale del horno y mejor sin cubiertos 😉 Aquí repetimos también los Raviolis Daube y probamos aquí otro plato típico como es la Porchetta Nicoise, buenísima, y aquí, acompañada por la Merde de Can.

Dirección: 1 Cours Saleya Tel. +33 (0)4.93.80.95.07 Página web.

Restaurant Attimi

En este restaurante de cocina italiana una vez más, volví a pensar que las cantidades de comida eran enormes. La pizza se desbordaba del plato, la pasta con marisco que pedimos igual y la que llevaba langosta, no cabía en el plato. La comida desde luego está deliciosa y este restaurante de nuevo, de buena fe de ello. Juzgad vosotros por las fotos. Si tiene una pinta buenísima, he de deciros que, además, lo estaba. No os lo podéis perder a vuestro paso por la ciudad. Este restaurante es de comida Slow Food, un movimiento que está de moda. Como su nombre indica, este concepto, que se originó en Piamonte, Italia, y es la antítesis de la comida rápida, e incluye recetas auténticas, ingredientes locales, prioriza la agricultura cercana y ecológica, emplea alimentos de temporada, evita el uso de transgénicos, y sobre todo donde se debe tomar un tiempo para preparar y disfrutar del comida al máximo.

Dirección: 54, Boulevard Jean Jaures. En Plaza Massena. Tel. +33 (0) 4 936 200 22. Página web. 

¡No se ha encontrado la galería!

¡COMPARTE!

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email

Un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *